domingo, 29 de octubre de 2017

Los tanques malditos


Proyectil de 37 mm. En este proyecto desaconsejamos vivamente el uso de proyectiles antitanque como adornos navideños.

El primer día de excavación en Brunete se acercó al fortín un vecino de la urbanización de Los Rosales. Nos trae algo que ha encontrado en el campo. El no lo sabe, pero es un proyectil de 37 mm. Sin detonar y con su carga explosiva. Lo disparaba el antitanque alemán Pak 36, utilizado por el ejército franquista.

Ni el vecino de Brunete ni nosotros eramos conscientes en ese momento, pero lo que teníamos en las manos era la huella material de una historia que acabó con una condecoración y muchos muertos.

El día 13 de enero de 1939 la ofensiva republicana comienza con un nutrido apoyo de carros de combate. Sabemos por una orden emitida dos días antes que el cuerpo de ejército de maniobra disponía de 10 T-26 y otros tantos autos blindados. Ocho de los tanques atacan las posiciones 18, 19 y 19bis que forman parte del centro de resistencia II, que se encuentra en el Olivar de Veliso, es decir la zona en la que estamos excavando en este momento. El primer problema es que se escoran demasiado hacia la izquierda, probablemente por la espesa niebla que cubre el campo de batalla, y dejan totalmente desprotegida a la infantería que los acompaña.

El segundo problema es que en la posición 18 se ubica un cañón antitanque particularmente letal. 

Localización de un antitanque (signo en forma de T invertida) en las proximidades de la posición que excavamos, según un plano realizado por el ejército franquista un mes antes de la ofensiva republicana.

Aunque algunos T-26 consiguen aplastar las alambradas que rodean las posiciones sublevadas, el fuego del Pak 36 y las botellas de líquido inflamable acaban con siete de los ocho carros que iniciaron el ataque. El protagonista de la jornada es el cabo artillero Elicio Correa Correa, que recibirá la medalla militar individual por sus acciones durante este día. Según la descripción que recoge el BOE en que se condecora a Correa, el artillero, en ausencia del sargento que debía comandar la pieza,
"logró destruir cinco tanques rojos entre el gran número de los que  empleaba el enemigo, gracias a su rápido y certero fuego, contribuyendo de esta manera a evitar la ocupación de la posición número 18 y a la desmoralización del enemigo por tan gran desastre. La pieza que disparaba estaba localizada por los carros rojos, como lo demuestra el número de disparos que cayeron alrededor de la misma".
En el resto de las posiciones franquistas (20 a 22bis) el avance republicano, en este caso sin apoyo de tanques, lo frenan en seco las ametralladoras, que causan un gran número de bajas.


Elicio Correa Correa falleció en Santa Úrsula, Santa Cruz de Tenerife, el 20 de septiembre de 2001 a los 88 años de edad. Dejó mujer y siete hijos.

190 soldados republicanos no tuvieron tanta suerte. Perdieron la vida, la guerra y la batalla de la memoria. 190 muertos anónimos se quedaron en la tierra encharcada de Brunete el día 13 de enero de 1939.
___________

Muchas Gracias a Luis Antonio Ruiz Casero y Julián Dueñas por la información de archivo que ha permitido redactar la entrada y a Xurxo Ayán por el plano de la 20 División.

No hay comentarios: